top of page
Buscar

¿Cómo lucir seguro ante la cámara?

Actualizado: 28 jun 2021

Una de las preguntas más importantes que recibimos es cómo lucir más seguro ante la cámara. A algunas personas les preocupan cosas como que sus ojos se vean demasiado abiertos, verse muy 'cachetón', otras que su expresión no parezca natural y otras (especialmente las personas que parecen más jóvenes) que no proyectarán la confianza necesaria para que las personas las tomen en serio en su trabajo.


El objetivo de este artículo es, demostrarte que no importa lo incómodo que te sientas normalmente ante la cámara, puedes salir mejor de lo que pensabas. Algunos trucos pueden ayudarte a pasar de parecer preocupado, ansioso y temeroso, a relajado, feliz y confiado. ¡Realmente creo que todos somos mucho más fotogénicos de lo que pensamos!

¿Sabías qué? El 95% de los ingresos que genera LinkedIn, radica en la venta de head-hunting (cazadores de talentos).

Hay dos cosas principales a tener en cuenta con respecto a la confianza:

1. La mecánica de tu expresión: como los ojos, la boca, las cejas y el mentón, trabajan juntos para crear una expresión segura.

Y 2. Tu enfoque mental: cómo tus pensamientos te permiten (o no) lucir confiado ante la cámara.


Primero veamos los componentes de tu rostro.

Los ojos:

Tus ojos son de vital importancia para capturar expresiones auténticas. Para lograr una apariencia segura de manera adecuada, deberás entrecerrar ligeramente los ojos, principalmente usando los párpados inferiores. Una manera fácil de hacer esto es imaginar que está tratando de apretar los ojos desde los lados y, cuando lo hagas, comenzarás a levantar automáticamente los párpados inferiores. Esta tensión en los párpados inferiores aumenta automáticamente tu confianza y puede hacer que cualquier expresión parezca más intensa.


Sin embargo, ten en cuenta que si crees que tus ojos se ven demasiado pequeños en la cámara, puede ser contraproducente.

Al preocuparte por el tamaño de tus ojos, inconscientemente intentarás agrandarlos, lo que a menudo lleva a que nos veamos como 'venados lampareados'. Una mejor manera de abrir los ojos de forma natural, es mirar ligeramente por encima del lente de la cámara; puedes mirar la parte superior del lente o la parte superior de la cámara.


La boca:

¿Sabías que tu boca puede determinar si te ves confiado o preocupado ante la cámara? Muchas personas fruncen los labios inconscientemente cuando se toman una foto, porque están nerviosas. Si este eres tú, presta especial atención y trata de evitarlo. Recuerda que debes relajar los labios constantemente, ¡Evitará parecer preocupado, ansioso o enojado!


Para obtener el mejor tipo de expresión de confianza, recomendamos hacer una sonrisa leve y muy sutil, que se lea como "seguro pero accesible".


Cejas:

En lugar de centrarnos en lo que debes hacer aquí, nos centraremos en qué evitar. Ten cuidado con la "mirada de preocupación" en tus cejas, donde pueden verse como el siguiente símbolo: ~


Este sutil fruncimiento de cejas suele ocurrir de forma inconsciente cuando estás preocupado. Creo que la forma más fácil de deshacernos de esto es simplemente sentirse más seguro. De lo que hablaremos con más detalle a continuación en 'Tu enfoque mental".


Barbilla o cuello:

La inclinación del mentón o el cuello determinará si te ves confiado, furtivo o simplemente extraño. Mantén la barbilla ligeramente elevada o ligeramente baja, pero nunca vayas demasiado lejos. Si tu fotógrafo te permite ver las imágenes durante la sesión y crees que estás empezando a ser demasiado furtivo o espeluznante, es probable que sea porque necesitas levantar la barbilla un poco más. Pero si tu barbilla se eleva demasiado, se verá extraño y es casi seguro que lo notarás.


Tu enfoque mental

Si recién estás comenzando a filmar y aún no te sientes cómodo con la cámara, querrás relajarte un poco, reír para calmarte y acostumbrarte a estar frente a un lente. A pesar de que el objetivo del fotógrafo, puede ser capturar una expresión seria y segura, debe intentar hacer algunas tomas de risa durante los primeros minutos hasta que te relajes y te sientas más cómodo.


¿Cómo es una sesión conmigo?

Para ayudar a mis clientes a sentirse más seguros, me gusta bromear y recordarles que aunque es posible que no se sientan seguros frente a la cámara, la mayoría de las personas nos sentimos igual, sobre todo, cuando estar frente a la cámara es algo que no hacemos a menudo. Les tomo muchas fotos de prueba para acostumbrarlos al sonido de la cámara. Esto les ayudará al saber cuándo una foto esta siendo tomada, que ya no es necesario que se sientan mal o nerviosos. Normalmente platico con ellos mientras hago ajustes a mi cámara y les continuo tomando fotos diciéndoles que no se preocupen en lo absoluto de su expresión, en ese momento, pues solo estoy ajustando detalles. Empiezo a ayudarlos a posar mientras seguimos platicando y les hago preguntas para que no recuerden que de hecho ESTÁN POSANDO y así su enfoque de pensamiento esté en alguna otra cosa. Creo que es de las partes que más disfruto pues conozco más de ellos o su profesión y sin saberlo ya estamos teniendo grandes resultados con sus fotos y al revisar las primeras tomas, su confianza se eleva y podemos tener una gran sesión.


¡Sonríe!

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page